Sistemas biométricos integrados facilitan la atención primaria en salud

El Instituto Ponemon, especialista en investigación sobre seguridad, ha estimado que el robo de la identidad de pacientes está aumentando exponencialmente. En los Estados Unidos, durante el 2013, se reportaron 1,5 millones de pacientes afectados, lo que constituye un aumento del 20% con respecto al 2012. Aún más preocupante es el hecho de que el 28% de las víctimas de robo de identidad médica reciben un diagnóstico equivocado, o sufren enfermedades debido a imprecisiones en su expediente médico.

El problema se ha resuelto progresivamente con el uso de sistemas biométricos integrados a la historia clínica del paciente que permiten simultáneamente su identificación inequívoca y el  manejo preciso, seguro y flexible de sus datos clínicos.

Sistemas biométricos integrados facilitan la atención primaria en salud

Los sistemas utilizan como soporte cualquier forma de datos biométricos, incluyendo huellas dactilares, reconocimiento de las venas de los dedos, venas de la mano, el iris, reconocimiento facial y de voz. Su uso permite a los hospitales acceder a la historia clínica de un paciente después de un proceso de escaneo rápido de sus características biométricas.

La nueva tecnología está siendo incorporada con éxito en los hospitales públicos y privados de Norteamérica. Una vez que un paciente se inscribe, su identidad no puede ser sustituida.

El sistema tiene múltiples ventajas para los pacientes. Por ejemplo, permite a los usuarios conectarse al sistema desde su teléfono inteligente, lo que les permite hacer citas, pagos consulta de resultados de exámenes, etc. Además, tiene  la capacidad de interactuar con una amplia variedad de monitores de actividad, sensores inteligentes y dispositivos para recolectar, compartir y analizar datos de salud en tiempo real, los cuales se encuentran también disponibles en el mercado.

Fuente: http://www.rightpatient.com/